Durante toda la semana pasada, en redes sociales, en comercios, en otros medios de comunicación nos encontramos con un mensaje…. El “black Friday”, o, dicho en castellano, el viernes negro. Incluso algunas empresas lo adaptaban a sus colores corporativos y así, veíamos también el “yellow Friday” entre otras opciones. Hoy nos despertamos con otro mensaje… el “cyber Monday”, o, dicho en castellano, el lunes cibernético…

Todo ello son estrategias comerciales con un objetivo claro… impulsarnos a comprar. Estrategias que pueden tener sus defensores y sus detractores pero que, en sí mismas, no son ni buenas ni malas. Son mensajes de comunicación que quieren conseguir algo.

Le he dado algunas vueltas durante toda la semana… he visto como me surgían juicios y opiniones al respecto. Y, al final, he llegado a la conclusión de que, como todo, se le podía dar la vuelta y aprovecharlo para traer un poco de conciencia a nuestra forma de consumir. Algo así como una práctica informal de Mindfulness, que no pretende ningún objetivo, simplemente poner un poco de atención al momento presente, de forma deliberada, sin juzgar y con amabilidad.  ¿Y cómo lo podríamos hacer?

Pues ahí va una propuesta en 4 sencillos pasos (técnica del STOP en inglés):

  • S (de Stop) Utilizar ese próximo anuncio que nos promete un ciber descuento para parar
  • T (de Take a Breath). Respirar
  • O (de Observe). Observar cómo me siento, qué estoy pensando…
  • P (de Proceed). Procedo a continuar con lo que estaba haciendo

Quizá al final de esta pequeña práctica, decidamos aceptar esa promesa de descuento, o quizá no. De hecho eso no es lo importante. Lo importante, según mi punto de vista es que la decisión no será un impulso sino una respuesta al estímulo. Y, de cualquier forma, es también una manera divertida de aprovechar todas esas “ciber” comunicaciones para desconectar por unos segundos el pilóto automático.

Así pues, os deseo un feliz y consciente “lunes cibérnetico”.

Deja un comentario