"Hoy en día, cerca de 1,25 millones de personas mueren al año en accidentes de tráfico (el doble de las que mueren por guerras, crímenes y terrorismo sumados). Más del 90 por ciento de estos accidentes se deben a errores muy humanos: alguien que bebe alcohol y conduce, alguien que escribe un mensaje mientras conduce, alguien que se queda dormido al volante, alguien que sueña despierto en lugar de estar atento a la carretera."

Yuval Noah Harari. 21 lecciones para el siglo XXI. Ed. Debate

El próximo domingo 18 de Noviembre se celebra el Día Mundial en memoria de las Víctimas de Tráfico. Como Profesor de Mindfulness y desde mi compromiso con facilitar el bienestar y contribuir a aliviar el sufrimiento de la personas, asumir la responsabilidad de una Conducción Consciente ha devenido uno de los factores clave para expresar el respeto, la bondad y la compasión hacia nosotros mismos y los seres con quien compartimos este planeta. Y ahí la práctica de Mindfulness puede ofrecernos algunas recomendaciones muy prácticas. Sólo requiere buena voluntad, intención.

Ahí van algunas recomendaciones prácticas para que podáis realizarlas desde ahora mismo:

Antes de subir al vehículo:
  • Realiza tres respiraciones profundas, inhalando por la nariz y exhalando a través de la boca, mientras tomas conciencia de la intención que te lleva a desplazarte en tu vehículo.

Cuando subas al vehículo:
  • Pon atención a la postura del cuerpo y a las sensaciones en el cuerpo mientras ajustas la postura para que sea cómoda, pero al mismo tiempo te permita un adecuado uso de los elementos de conducción.
Cuando inicies la marcha:
  • Asegúrate de desconectar tus dispositivos móviles y evita cualquier estímulo innecesario que pueda distraer tu atención, como la radio u otros dispositivos audio.
  • Procura mantener la atención en la conducción, evitando hacerlo en piloto automático: de cuerpo presente, pero con la mente y sus capacidades atencionales ausentes.
  • Conduce con “los cinco sentidos” y con plena conciencia de los mismos.
Cuando llegues a destino:
  • Realiza tres respiraciones profundas, inhalando por la nariz y exhalando a través de la boca, mientras agradeces que continúas disfrutando de un cuerpo y una vida.

Carles Ruiz-Feltrer, Profesor de Mindfulness-MBSR – IMTA Certified Mindfulness Teacher

Deja un comentario